Mensaje de la Superiora General de las Salesianas al Santo Padre

Sor IvonneA su Santidad, nos dirigimos a usted con gran alegría para expresar nuestros mejores deseos para la misión del Sumo Pontífice de la Iglesia Católica y el Obispo de Roma, que fue llamado por la voluntad de los Cardenales participantes en el Cónclave.

La oración por el Papa y por sus altas responsabilidades nos hace involucrarnos en primera línea, por el amor al  Sucesor de Pedro que nuestro Fundador y Padre San Juan Bosco ha dejado en consigna a la Familia Salesiana. Ahora que podemos pensar en el Papa con un nombre y con un rostro la oración será aún más intensa.

La barca de Pedro tiene un nuevo Timonel que, aceptando el legado espiritual del Papa Benedicto XVI, guiará a la Iglesia en este momento, cargada de desafíos, pero también llena de oportunidades y signos de esperanza.

En nombre de todas las Hijas de María Auxiliadora esparcidas por los cinco Continentes, expreso la lealtad filial a su Magisterio de Pastor y  de Padre de la Iglesia universal.

Nuestra fidelidad al Papa quiere traducirse  en  una vida religiosa  más auténtica, adherida  al Evangelio y al carisma salesiano: las  fuentes que la vivifican y dan fecundidad vocacional.

Con toda la Iglesia, expresamos nuestro compromiso en la Nueva Evangelización a través de la educación de las jóvenes generaciones para el anuncio explícito de Jesús.

Estamos convencidas de que sólo si somos discípulas apasionadas de Él, podremos ser misioneras de su amor para poder transmitir  con nuestras vidas la fascinación de su presencia que colma de sentido, de gozo, de paz, la existencia humana.

Nos unimos a usted, Su Santidad, en el saludo a la Virgen con que va a comenzar su Pontificado. María Auxiliadora siga bendiciendo su  vida y  haga  fructificar su nueva misión.

Ofrecemos nuestra oración para que en este Año de la fe, su guía iluminada oriente a la humanidad a encontrar a Jesús.

 

Sor Yvonne Reungoat fma