La familia escolapia acoge con alegría y esperanza al Santo Padre Francisco

Tenemos un nuevo Papa, Su Santidad Francisco. Compartimos con toda la Comunidad Cristiana la alegría y la acción de gracias a Dios por el regalo que se nos da en la persona del Santo Padre. Nuestra Orden de las Escuelas Pías, en unión con tantas personas que comparten con nosotros el don carismático de Calasanz, acogemos con alegría y esperanza la elección de Su Santidad Francisco como nuevo Papa.calasanz 2

Oramos por él, para que el Señor, que lo ha llamado a esta misión, le conceda su fuerza y su luz para poder conducir a la Iglesia por los caminos del Evangelio.

Oramos por Usted, Santo Padre, convencidos de que el Señor le ayudará para llevar adelante el encargo recibido. Pedimos al Señor que le fortalezca para poder anunciar a Jesucristo a todos los hombres, para impulsar la capacidad evangelizadora de la Iglesia, para construir, con todo los hombres y mujeres de buena voluntad, un mundo más justo y fraterno, inspirado en los valores del Reino de Dios.

El Papa Francisco conoce bien a los Escolapios, y en varias ocasiones ha visitado nuestro colegio de Buenos Aires, ciudad de la que hasta ahora era arzobispo. Incluso en el año 2005, compartió su tiempo con todos los Superiores Mayores de América, reunidos en Buenos Aires, y con ellos celebró la Eucaristía.

Le damos la mejor de las bienvenidas, Santidad, y le deseamos todo lo mejor, agradecidos por su disponibilidad y amor a la Iglesia. Nos ponemos a su disposición, en fidelidad a nuestro carisma y a nuestra vocación de servicio, especialmente a través de la educación evangelizadora de los niños y jóvenes.

Que Dios le bendiga siempre

La Congregación General